Connect with us

Android

Seguridad en dispositivos Android

Published

on


Android se ha hecho con la mayoría del mercado de celulares gracias en parte a su política de licencias, cualquier fabricante puede idear un dispositivo y equiparlo fácilmente con un sistema operativo Android. Esto ha hecho que surja una enorme diversidad de fabricantes y de modelos de dispositivos, pero también ha convertido a Android en ese oscuro objeto de deseo para aquellas personas y organizaciones que se dedican a crear malware para acceder a los datos o hacerse con el control de los dispositivos.

En este artículo veremos qué problemas de seguridad presenta Android y cómo podemos reducir los riesgos.

Muchos fabricantes, muchos modelos, poco soporte

Es el mayor problema de los dispositivos Android, hasta ahora no ha habido una política responsable de soporte, ni por parte de Google ni de los fabricantes y esto es la fuente de la mayor parte de problemas de seguridad de la plataforma Android. Actualmente Google da soporte únicamente a las versiones de Android superiores a Marshmallow, todas las versiones inferiores no reciben soporte de Google, esto quiere decir que el 29% de todos los dispositivos Android que actualmente están en funcionamiento utilizan una versión de Android que no tiene soporte por parte Google.

Aún así, los dispositivos han de recibir las actualizaciones por parte del fabricante y muchos de ellos dan ciclos de soporte muy reducidos, en muchos casos ni siquiera llegan a un cambio de versión de Android, esto condena a los usuarios a tener dispositivos desactualizados o a comprar nuevos dispositivos con una frecuencia mayor de lo que sería necesario.

El primer consejo para cualquier usuario es elegir adecuadamente el fabricante del dispositivo – algunos fabricantes son más efectivos que otros a la hora de publicar actualizaciones – y del modelo que hayamos elegido – incluso dentro de un mismo fabricante, los modelos de alta gama reciben las actualizaciones con más frecuencia y durante más tiempo que los dispositivos de la gama de entrada. Es recomendable informarse de la política de actualizaciones de la compañía y de las experiencias de usuarios de modelos anteriores antes de comprar un dispositivo Android, por ahorrar unos pocos euros pueden encontrarse con un dispositivo que no reciba actualizaciones del fabricante en un corto espacio de tiempo.

Mantener el Software actualizado

Aunque el dispositivo esté cubierto por el soporte del fabricante, de nada servirá si no se aplican las actualizaciones. Es importante mantener el dispositivo actualizado, pero no solo el sistema operativo, sino todas las aplicaciones instaladas. Una sola vulnerabilidad sin corregir es suficiente para poner en peligro la seguridad del dispositivo.

Además, a veces se instalan aplicaciones y luego no se usan, en este caso lo recomendado es desinstalarlas. Hay que tener en cuenta que cualquier aplicación instalada es susceptible de tener problemas de seguridad o vulnerabilidades, por lo que eliminar las aplicaciones sin uso otorga un extra de seguridad, y seguramente de batería.

Usar fuentes confiables

Al desactivar la opción de Android de requerir fuentes seguras, es posible instalar paquetes descargados de fuera de Google Play, pero a costa de perder la seguridad que proporciona Google al verificar y firmar el código, y esos paquetes no recibirán actualizaciones automáticas. Esto no quiere decir que los sitios alternativos de descarga de paquetes sean maliciosos o que los paquetes estén alterados, sino que al desactivar la seguridad se abre la puerta a que paquetes modificados de forma maliciosa puedan ser instalados en el dispositivo.

Permisos

Gran parte de la seguridad de Android se basa en el sistema de permisos de Linux complementado con un sistema de Sandbox por el que cualquier aplicación necesita permiso para acceder a las funcionalidades del sistema operativo.
Es importante revisar los permisos al instalar las aplicaciones antes de aceptarlos, así como cada vez que pregunte por un permiso nuevo. Si no lo han hecho con anterioridad, desde aquí les recomendamos que accedan a la sección de seguridad de la configuración del dispositivo y revisen todos los permisos concedidos. Lo más recomendable es retirar todo permiso que no vayan a usar (por ejemplo, grabación de vídeo y audio en los navegadores hasta que vayan a realizar una conferencia).

Seguridad básica

Hay una serie de consejos que no son específicos para Android, sino que son aplicables a casi todos los dispositivos, pero no por ello dejan de ser efectivos para mejorar la seguridad:

  • Proteger el dispositivo con un código de seguridad, puede ser un código o un patrón, pero hay que tener en cuenta que los patrones son fácilmente identificables por las trazas en la pantalla. Hay que procurar que el código sea lo suficientemente sólido, tanto en número de caracteres como con el uso de caracteres alfanuméricos.
  • Activar el bloqueo automático de la pantalla, y solicitar código de desbloqueo para acceder al dispositivo.
  • Activar la encriptación del almacenamiento en el dispositivo.

Conexiones

Es recomendable apagar las conexiones cuando no se están utilizando, hay multitud de programas que permiten hacerlo incluso por ubicación, de lo contrario, el dispositivo estará continuamente intentando conectarse a redes wifi o a dispositivos bluetooth.

En esta misma línea, es recomendable, sobre todo en redes públicas o redes abiertas, utilizar una VPN para asegurar las comunicaciones.

Conclusión

La fama de inseguridad de Android está terriblemente exagerada y sobre todo se debe a la gran cantidad de dispositivos que no reciben soporte. Eligiendo un dispositivo con soporte del fabricante y manteniéndolo actualizado evitarán este problema. Siguiendo los consejos de este artículo, conseguirán aumentar la seguridad de sus dispositivos.


Recupera los datos perdidos de tu Mac
A %d blogueros les gusta esto: