Connect with us

Blogs

Los dispositivos no compatibles con Windows 11 tendrán una marca de agua en el escritorio

Published

on

Los dispositivos no compatibles con Windows 11 tendrán una marca de agua en el escritorio

En contexto: Microsoft ha estado probando una marca de agua en el escritorio que avisa a los usuarios de Windows 11 cuando ejecutan el nuevo sistema operativo en un sistema que no cumple con los requisitos oficiales.

Parece que llegará a la versión final, a pesar de que Microsoft tolera e incluso ofrece una solución para eludir los requisitos de la CPU y el TPM establecidos para Windows 11.

El mes pasado, los Windows Insiders del canal de desarrollo recibieron una versión preliminar de Windows 11 con una nueva «característica» que muestra una marca de agua en cualquier equipo que no cumpla los requisitos oficiales del sistema de Microsoft. Para que quede claro, eso incluye incluso a las máquinas virtuales.

En su momento, esto parecía una prueba A/B más para algo que podría llegar o no a la versión final y estable. Sin embargo, las últimas versiones enviadas a los canales Beta y Release Preview sugieren que la compañía de Redmond está avanzando en sus planes para hacer más evidente a los usuarios de Windows 11 que no deben instalarlo en un sistema no compatible.

Cuando lanzó Windows 11, Microsoft fue de un lado a otro con sus requisitos oficiales de hardware, e incluso tuvo algunos problemas para coordinar sus mensajes al respecto con los socios OEM. En resumen, si tu PC no tiene al menos una CPU Intel Coffee Lake de 8ª generación o Zen+ y Zen 2, no estás invitado al club de Windows 11.

Hay una razón detrás de esta locura, y sólo se puede describir como la división de la base de usuarios en aras de avanzar en las protecciones de seguridad por defecto de las máquinas de Windows. Este esfuerzo depende del TPM 2.0, que puede implementarse como una solución de hardware dedicada o como un TPM basado en firmware para una CPU concreta. En cualquier caso, las funciones de seguridad, como la seguridad basada en la virtualización y la integridad del código reforzada por el hipervisor, dependen de que haya un TPM activo en el sistema.

Microsoft dice que se decidió por este enfoque debido al aumento masivo de incidentes de ciberseguridad causados por el ransomware y las sofisticadas campañas de malware. Además, los desarrolladores de juegos multijugador en línea están empezando a aprovechar el TPM para sus sistemas antitrampas.

Cabe destacar que ha sido relativamente fácil saltarse los requisitos del sistema de Windows 11 y desactivar el TPM para quienes prefieran cambiar la seguridad añadida por un ligero aumento del rendimiento en determinados juegos. También recibirás las actualizaciones en un sistema no compatible, aunque eso puede cambiar en cualquier momento en el futuro. Por el momento, parece que una pequeña marca de agua en la esquina inferior derecha saludará pronto a quienes hayan instalado Windows 11 en sistemas más débiles. La marca de agua sugiere ir a la aplicación de Configuración para obtener más información.

Este pequeño aviso no será tan prominente como la conocida advertencia que aparece cuando no has activado tu copia de Windows, y hasta ahora, no parece que vaya a limitar tu capacidad de usar Windows 11. Si efectivamente es sólo un cambio cosmético, probablemente podrás arreglarlo con algunos ajustes ocultos de sistema.


Te puede interesar

ONE Recomienda

AppsUser

Destacado

Síguenos

Suscríbete para tener notificaciones

Suscríbete al Podcast

Copyright © 2003 - 2022 ONE DIGITAL

A %d blogueros les gusta esto: