Connect with us

Comunicados de Prensa

La inminente digitalización del sector educativo en México

Published

on

 La operación actual de las instituciones educativas depende en gran medida en la velocidad de adopción de una estrategia de transformación digital en su día a día. 

 

Por: José Ángel Flores, Director Vertical Educación de NEORIS 

A partir de la emergencia sanitaria, el sector educativo tuvo dos momentos clave: la continuidad académica y cómo prepararse para seguir con la vida estudiantil durante y después de la pandemia. Y es que la situación no ha sido fácil, de acuerdo con la Encuesta mundial sobre los jóvenes y la pandemia de la COVID-19 de la OIT, de los jóvenes que experimentaron el cierre de las escuelas, no todos pudieron hacer la transición al aprendizaje en línea y a distancia, de acuerdo con el estudio, uno de cada ocho quedó sin acceso a la enseñanza o formación.

Precisamente esta crisis dejó de manifiesto la gran oportunidad que existente en el sector educativo en cuanto al uso de tecnología, misma que ocasionó una reevaluación de las prioridades y un enfoque distinto de la industria. Se incrementó la prioridad en las iniciativas digitales que permitieran la continuidad del periodo académico, ejemplo, la habilitación de salones y espacios virtuales para poder continuar con las clases o la operación remota de las áreas de apoyo y administrativas de las escuelas (en muchas instituciones educativas no todos los servicios estaban disponibles en forma digital, los temas administrativos eran un importante motivo para acudir a las instalaciones).

Es un hecho que el uso de las tecnologías fue un pilar para la continuidad académica, de eso no hay duda, sin embargo, hoy la discusión se centra en otro tema: No detener esta ola de transformación y evolución, sobre todo, ante un próximo e inminente regreso a las aulas. Al menos en México, el retorno a clases de “manera presencial” está a la vuelta de la esquina. Si bien, no hay una fecha definida, se plantea un posible regreso antes de que termine el ciclo escolar 2020-2021, que de acuerdo con el calendario escolar de la Secretaría de Educación Pública (SEP), esto debería pasar antes del 9 julio. Ello, con un sistema de semáforo en el que actualmente Campeche ya está de regreso y solo Chiapas junto con Sonora, podrían ya prepararse para que los alumnos regresen a los salones, tomando medidas sanitarias y controlando el aforo.

Ante esto, las instituciones educativas deben seguir fortaleciendo su operación digital, y a su vez, evolucionar el modelo educativo para ajustarlo a las demandas de la situación actual. Esto aún es un reto sobre el cómo eficientar su operación actual al máximo (académica / administrativa), para tener recursos tanto humanos, como económicos, en estos momentos en que todavía hay incertidumbre del fin de la contingencia. Me atrevo a señalar que la operación actual de las instituciones educativas depende en gran medida qué tan digitalizadas estén sus operaciones del día a día.

Con base en la experiencia, es fundamental continuar con pasos sólidos a la digitalización del sector educativo, debemos adoptar una nueva mentalidad sobre el uso de la tecnología para evolucionar y mejorar los sistemas educativos y en consecuencia tener jóvenes mejor preparados; de acuerdo con el estudio “Harness Digital to Modernize Education”, el 71% de los profesores indica que, al no contar con tecnología de punta, han tenido dificultades para generar experiencias de aprendizaje auténticas. Debemos pensar no solo en el regreso a las aulas de manera presencia, sino en general en el futuro del sector y tomar las medidas pertinentes para que, con tecnología y mucha creatividad, se construyan los sistemas e instituciones educativas del mañana.

El gran reto en el sector continua y aún faltan muchos temas por atender. Ha sido difícil pasar del modelo presencial al modelo en línea, o hibrido en algunos casos, sin embargo, el reto es mantenerse y adecuarse a la bien llamada nueva normalidad. Esto representará desafíos, pero sobre todo oportunidades para las instituciones educativas, como la adopción de tecnologías tales: inteligencia artificial, blockchain, identidad digital, las aulas virtuales, entre otras tendencias digitales, que estarán en el centro de la operación de las mismas, abriendo nuevos espacios para fortalecer el proceso de enseñanza-aprendizaje y aprovechar toda esta tecnología para mejorar la experiencia de los alumnos en el aprendizaje colocándolos en el centro de todo el proceso.

La nueva normalidad no permite que las instituciones educativas se relajen y mucho menos detengan su avance. La digitalización del sector educativo en México llegó para quedarse, reforzada tal vez con interacciones presenciales, sin embargo, los servicios y operaciones digitales alrededor del alumno se mantendrán, serán parte del nuevo día a día y la tendencia es que se consoliden al cien por ciento con el paso el tiempo.

En NEORIS creemos firmemente en el poder de la creatividad e innovación del ser humano y el uso de las tecnologías como el gran aliado para el desarrollo y también para la evolución en tiempos de retos. La Pandemia del Covid-19 ha sido uno de esos momentos, razón por la cual hemos puesto al servicio del sector educativo nuestras habilidades y capacidades para apoyarlo a transitar por esta crisis de la mejor manera y operar de forma exitosa en la nueva normalidad, generando los espacios de co-creación e innovación, que permitirán continuar con el progreso de este sector en los próximos años.


Compartimos nuestro contenido con mucho placer, si ha sido de tu agrado no olvides invitarnos un café

Periodista, professor y fanático de la tecnología, los negocios 2.0, el mkt, y la música electrónica. Editor de los portales onedigital.info y pcformat.info http://www.onedigital.info

Jooble

Advertisement
Conoce como vivir una Vida más Saludable
A %d blogueros les gusta esto: