Connect with us

Blogs

ChatGPT ya puede navegar por Internet, ayudarte a reservar vuelos entre otras funciones gracias al uso de Plugins

Published

on


Si alguna vez has intentado preguntar a ChatGPT sobre datos actuales, habrás notado que sus respuestas son limitadas, hasta ahora.

Ayer la empresa de inteligencia artificial OpenAI anunció que está lanzando gradualmente plugins para ChatGPT, en un movimiento que amplía significativamente la funcionalidad del chatbot.

La primera oleada de plugins, que ya están disponibles en versión alfa para usuarios y desarrolladores seleccionados de ChatGPT, permiten a ChatGPT aprovechar nuevas fuentes de datos en directo de la web, incluidas fuentes de terceros como Expedia, Kayak e Instacart. Antes de esta actualización, ChatGPT se limitaba a extraer información de sus datos de entrenamiento, que se extendían hasta 2021.

«Aunque no es una analogía perfecta, los plugins pueden ser ‘ojos y oídos’ para los modelos lingüísticos, dándoles acceso a información que es demasiado reciente, demasiado personal o demasiado específica para ser incluida en los datos de entrenamiento», explica OpenAI en su página web.

Por ejemplo, ahora ChatGPT puede obtener respuestas a preguntas como la comparación de las ventas en taquilla de los ganadores de los Oscar de este año con las de otras películas estrenadas recientemente. Esta nueva funcionalidad se ofrece gracias al complemento del navegador, que muestra las fuentes de las que extrae información el servicio de IA generativa antes de mostrar una respuesta.

«Los plugins son todavía muy experimentales, pero creemos que hay algo grande en esta dirección», escribió el cofundador de OpenAI, Sam Altman, en un tuit el jueves. «Ha sido una característica muy solicitada».

ChatGPT, que coloca una interfaz de estilo conversacional sobre un constructo de inteligencia artificial conocido como gran modelo lingüístico, ha sido el centro de atencion del mundo tecnológico desde que debutó en noviembre de 2022. En los últimos meses, empresas que van desde Google y Microsoft hasta Adobe, Snapchat y Grammarly se han apresurado a mostrar y lanzar capacidades similares de IA generativa en sus propios productos.

Pero hay marcadas imperfecciones en los resultados que producen servicios como ChatGPT. La propia investigación de OpenAI ha demostrado que un chatbot con acceso a Internet es una perspectiva arriesgada. Por ejemplo, puede tener tendencia a citar fuentes poco fiables o, como señala OpenAI, «aumentar los problemas de seguridad al emprender acciones dañinas o no intencionadas, incrementando las capacidades de malos actores que defraudarían, engañarían o abusarían de otros».

Los defensores de estos servicios de IA se han centrado en los beneficios.

Un vídeo publicado en Twitter por Greg Brockman, cofundador de OpenAI, muestra cómo utilizar el complemento Instacart de ChatGPT para ayudar a planificar las comidas. El vídeo muestra cómo ChatGPT recomienda una receta de ensalada de garbanzos y, en última instancia, añade los ingredientes necesarios a Instacart para su compra con sólo unas pocas indicaciones.

 

Un vídeo publicado en la cuenta de Twitter de Expedia muestra cómo aprovechar el plugin de Expedia para convertir a ChatGPT en tu agente de viajes inteligente, permitiéndole ayudar a los viajeros a comprar y reservar vuelos y hoteles, algo que antes no podía hacer, aunque sí podía identificar lugares y crear un itinerario.

«Se pueden instalar plugins para ayudar con una amplia variedad de tareas. Estamos entusiasmados por ver lo que crean los desarrolladores!» escribió Altman en Twitter.

Para hacer frente a los riesgos en las respuestas que ChatGPT ofrece a las consultas, OpenAI afirma que ha implementado salvaguardas y ha limitado el acceso a un pequeño grupo de usuarios y desarrolladores para empezar. Los interesados pueden inscribirse en una lista de espera aquí.

 


Te puede interesar

ONE Recomienda


Destacado

Síguenos

Suscríbete para tener notificaciones

Suscríbete al Podcast

Salir de la versión móvil