Connect with us

Salud

¿Qué modelo de colchones elegir según las necesidades de salud?

Published

on


La pregunta acerca de cuál es el mejor colchón tiene que ver con una apreciación subjetiva. Sin embargo, una buena forma de responder satisfactoriamente es considerar nuestras necesidades personales y saber cuál es el mejor para nosotros.

Los problemas de salud relacionados con el momento de dormir son muchos, desde posturales hasta articulatorios, por ejemplo. Si no los tenemos en cuenta, es probable que nunca sepamos cómo elegir un buen colchón.

A continuación, más allá de pensar en las medidas de un colchón queen size o uno king size, nos ocupamos del tipo de colchón según nuestras afecciones.

Guía para elegir colchones saludables

1. Problemas cervicales

Los problemas cervicales tienen que ver con las vértebras de la zona del cuello, una de las partes más afectadas al dormir. Aunque sea imposible determinar cuál es el mejor colchón, si tenemos este tipo de problema es importante considerar un modelo firme.

No hace falta llegar al extremo de buscar un colchón ortopédico, pero sí uno que tenga una firmeza un poco mayor a la media para evitar hundimientos. Por supuesto, lo ideal sería complementarlo con una buena almohada.

2. Problemas circulatorios

Otro gran problema relacionado con el dormir tiene que ver con la circulación sanguínea, que muchas veces puede verse afectada y formar varices. En este caso, lo ideal sería un colchón de firmeza media para que no ejerza tanta presión sobre nuestro cuerpo.

Sin embargo, tampoco un colchón memory foam resultaría ser lo mejor, ya que al ser más blando igualmente serían un obstáculo para la circulación de la sangre al permitir que nos hundamos profundamente.

3. Sobrepeso

Si sufrimos de sobrepeso, el colchón es uno de los primeros elementos que tenemos que adaptar a nuestra situación. Lo ideal sería conseguir un buen colchón matrimonial lo suficientemente firme para recibir el cuerpo sin generar una posición incómoda.

Por otro lado, es clave considerar la altura, teniendo en cuenta el hundimiento, por lo que un colchón box probablemente no sea la mejor idea. Y, por otro lado, es fundamental que se trate de un modelo con buena transpirabilidad para brindar un sueño placentero.

4. Afecciones dermatológicas

Otro problema de salud habitual relacionado al sueño son las afecciones dermatológicas, del tipo de las irritaciones y sarpullidos. Para contrarrestar esto, no nos fijaremos tanto en la consistencia del colchón, sino en sus materiales.

Sea que busquemos un colchón matrimonial o algo más pequeño, lo importante es buscar telas hipoalergénicas y de buena respiración. Esto ayudará enormemente a la condición y recuperación de nuestra piel.

5. Consultar médico

Finalmente, queremos remarcar la importancia de consultar con profesionales, no para que nos digan cuál es el mejor colchón sino cuál es el más conveniente para nosotros. Y esto va mucho más allá de si necesitamos un colchón individual o un colchón matrimonial.

Un médico será capaz de decirnos exactamente qué tipo de producto debemos conseguir para disfrutar un tipo de sueño que nos resulte saludable.

Luego de este repaso, no quedarán excusas a la hora de elegir colchones y descubrir nuestra propia respuesta a la pregunta sobre cómo dormir bien.


Te puede interesar

ONE Recomienda


Destacado

Síguenos

Suscríbete para tener notificaciones

Suscríbete al Podcast

Salir de la versión móvil