Connect with us

Internet

Según investigaciones de Blue Coat, Empresas y organizaciones se preparan para una auténtica avalancha de video por Internet durante los

Published

on


Por primera vez en la historia, los telespectadores podrán disfrutar una cobertura 24×7 de la contienda olímpica, en muchos casos sin demora alguna y sin que una empresa televisora decida qué es lo que ven y a qué hora.

Según investigaciones de Blue Coat, Empresas y organizaciones se preparan para una auténtica avalancha de video por Internet durante los  próximos Juegos Olímpicos

Los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 prometen brindar un acceso sin precedentes a través de Internet. Por primera vez en la historia, los telespectadores podrán disfrutar una cobertura 24×7 de la contienda olímpica, en muchos casos sin demora alguna y sin que una empresa televisora decida qué es lo que ven y a qué hora. Por Internet, el público puede tener un acceso instantáneo a los eventos que deseen presenciar.

Una encuesta realizada en fechas recientes por Blue Coat Systems entre Directores Generales de Información, reveló que 95%  de los encuestados considera la cobertura de los Juegos Olímpicos mediante video por Internet como una de sus principales fuentes de preocupación. Nunca antes en la historia un evento de Internet había constituido tal amenaza para la viabilidad operativa de las redes empresariales y organizacionales.

Considerando que algunos de los streams o descargas de video serán de alta calidad y alta definición, cada empleado que acceda a contenido de ese tipo podría estar consumiendo hasta 1.4 megabits por segundo de ancho de banda de la red o el gateway de Internet. Si tomamos en cuenta que la capacidad promedio de ancho de banda de un gateway corporativo oscila entre 1.5 y 20 megabits por segundo, no se necesitará que sean muchos los empleados que estén disfrutando al mismo tiempo la cobertura de video por Internet de los Juegos Olímpicos para saturar por completo el gateway de acceso a Internet.  Entre 1 y 14 empleados que estén presenciando la cobertura de los Juegos Olímpicos en forma simultánea podrían saturar el gateway a tal punto que nada más pudiese cursar por ahí. Un solo enlace T1 a Internet ofrece 1.544 megabits por segundo de ancho de banda. Una sola persona que esté haciendo uso de video podría acaparar el enlace. Una conexión E1 ofrece 2.048 megabits por segundo y no correría mucho mejor suerte. Si un empleado está viendo más de un stream al mismo tiempo, el impacto podría ser aún mayor.  

Las empresas y organizaciones ya se preparan para las exigencias que esto habrá de imponer a sus redes y a los gateways de Internet, exigencias que, potencialmente, podrían ser varios órdenes de magnitud mayores a las que hasta ahora han tenido. ¿Los gateways de acceso a Internet de una empresa determinada –la línea vital que las enlaza a Internet– estarán bajo el dominio de sus empleados, que sin duda querrán presenciar la cobertura de los Juegos?  ¿Los frágiles enlaces WAN a las sucursales de la compañía se doblegarán ante la Justa Olímpica a tal punto que se obstaculice el tráfico normal de negocios? Las compañías y organizaciones también se preocupan por la merma que esto podría ocasionar en la productividad del personal en caso de que los empleados decidan “sintonizar” las transmisiones de los Juegos vía Web durante su jornada de trabajo.  

¿Qué pueden hacer las empresas?

He aquí algunas de las principales inquietudes que las empresas y organizaciones manifiestan en torno a la gestión del contenido olímpico proveniente de la Web:

    * Garantizar que el gateway de acceso de Internet de la empresa esté cien por ciento disponible para fines de negocios y no abrumado por contenido de video
    * Garantizar que los enlaces WAN a las oficinas remotas o sucursales estén disponibles para fines de negocios, y no abrumados por el contenido olímpico de video, desde el punto principal de conexión a Internet de la organización
    * Manejar la productividad del personal de modo que no dediquen una parte considerable de su tiempo a ver los Juegos Olímpicos durante horas hábiles

 

Existen varios esquemas orientados a hacer frente a esta problemática y alcanzar estas metas:

    * Bloquear el acceso vía Web a todos los sitios conocidos que ofrezcan contenido olímpico en video

 

      Inconveniente: ¿Puede darse el lujo de bloquear el acceso a los principales sitios de noticias? ¿Le será posible encontrar todos los sitios que habrá que bloquear?

    * Bloquear todo el contenido de streaming de video

 

      Inconveniente: En el proceso de bloquear todo streaming de video, podría estar bloqueando también contenido importante para determinados empleados o departamentos; además, bloquear este tipo de transmisión únicamente detendría parte del video, pues gran parte del contenido de video estaría incorporado en el stream de HTTP (descargas progresivas de Adobe Flash o Microsoft Silverlight)

    * Bloquear video incorporado en el stream de HTTP (descargas progresivas de Adobe Flash o Microsoft Silverlight)

 

      Inconveniente: ¿Tiene la solución o la tecnología para bloquear el tráfico de Web de una manera tan granular? ¿No acabará bloqueando contenido importante para determinados empleados o departamentos? ¿Cómo decidir qué resulta aceptable o productivo desde la óptica de negocios y qué no?

    * Permitir contenido de video streaming o integrado pero no durante horas hábiles, o permitirlo únicamente a la hora de la comida o una vez que haya terminado la jornada laboral

 

      Inconveniente: Es una solución menos “draconiana” que dejará a los empleados un poco más contentos pero de cualquier manera puede, en potencia, repercutir en forma negativa en las operaciones del negocio durante la comida o después del horario hábil normal.

    * Permitir contenido de video pero limitar la cantidad de ancho de banda que consume

 

      Inconveniente: Para implantar este esquema es necesario entender con gran detalle las aplicaciones, así como la capacidad para clasificar los URLs de múltiples maneras, así como la capacidad para administrar el ancho de banda con un nivel de control sumamente fino. Puede ofrecer un punto medio entre el deseo de parte del personal de usar Internet para fines recreativos y las exigencias operativas de la empresa, satisfaciendo a ambos o generando frustraciones para ambos, dependiendo de cómo se ejecute.

    * Usar páginas intermediarias de advertencia o “coaching” para permitir al empleado decidir si es apropiado acceder al contenido en cuestión en un momento dado.

 

      Inconveniente: Este esquema faculta al empleado y al mismo tiempo lo “educa”, pero su eficacia está supeditada a cuán dispuesta esté la persona a “hacer lo correcto” para la empresa y a la medida en que entienda de qué manera su actividad de Internet puede afectar la capacidad global del sistema, en especial a la luz de lo que otros de sus compañeros puedan estar haciendo. Este esquema también podria combinarse con gestión de ancho de banda para limitar el video cuando se cumplan determinados parámetros.

    * Permitir el contenido de video pero minimizar la carga para el gateway de Internet o sucursal estableciendo un cache local a través de un equipo proxy

 

      Inconveniente: Este esquema dejará más contentos a los empleados y no repercutirá en forma negativa en el acceso a video o contenido de negocios en sitios de Internet. Almacenar o “cachear” contenido en forma local puede mitigar radicalmente el impacto para el gateway de acceso a Internet o los enlaces WAN, pues el contenido sólo tiene que cruzar el gateway o enlace WAN una vez, y no cada vez que un empleado lo solicite. Para implantar esta solución es necesario contar con la capacidad para cachear diversas modalidades de video, lo cual incluye descargas progresivas de Flash o Silverlight.  
       

Uno de los temas más críticos en lo que concierne a los efectos de que el personal se dedique a ver contenido olímpico vía Web son las sucursales u oficinas remotas. Puesto que la mayoría de las empresas y organizaciones “acarrean” tráfico de Internet entrante y saliente desde las sucursales a un data center centralizado, a alguna oficina regional o incluso a la sede corporativa, la carga adicional del video de los Juegos Olímpicos podría saturar los enlaces WAN que comunican con las sucursales, provocando que la comunicación o las aplicaciones críticas de negocios se tornen demasiado lentas o incluso lleguen a interrumpirse por completo. De por sí, estos enlaces WAN se encuentran sometidos a un esfuerzo considerable, debido en parte a la centralización de servidores y aplicaciones. El rendimiento de las aplicaciones y archivos hospedados en forma remota es lento, en el mejor de los casos, lo que exige soluciones de optimización de WAN para compensar las crecientes restricciones de las redes. Un acceso generalizado a contenido de video podría exacerbar esta situación.


Periodista, professor y fanático de la tecnología, los negocios 2.0, el mkt, y la música electrónica. Editor de los portales onedigital.info y pcformat.info http://www.onedigital.info

Continue Reading
Advertisement
Click to comment
Recupera los datos perdidos de tu Mac
A %d blogueros les gusta esto: