Blogs

Windows contará con una solución para ejecutar programas sospechosos de manera segura


Ya no será necesario configurar máquinas virtuales para probar archivos sospechosos o .exe desconocidos, ya que Windows contará con una solución más simple y práctica.

Windows 10 sumará una nueva característica que permitirá a los usuarios contar con un modo sandbox, para ejecutar programas sospechosos, sin correr peligro. Windows Sandbox creará automáticamente un entorno aislado y temporal para probar estos tipos de archivos de manera segura.

Es rápido, práctico, sin necesidad de descargar VHD, sin ver afectados el rendimiento del equipo, ni perder espacio considerable en el disco:

Cuando Windows Sandbox no está instalado, mantenemos la imagen base dinámica en un paquete comprimido que solo tiene 25 MB. Cuando se instala el paquete base dinámico, ocupa aproximadamente 100 MB de espacio en disco. Windows Sandbox también es consciente del estado de la batería del host, lo que le permite optimizar el consumo de energía. Esto es fundamental para una tecnología que se utilizará en las computadoras portátiles, donde no perder batería es importante para el usuario.

Una vez que realizamos las pruebas correspondientes, este entorno privado se eliminará, junto con los archivos que puedan estar relacionados.  Esta solución estará disponible a partir del 2019, como parte de las características que brinda Windows 10 Pro, y Windows 10 Enterprise.

Algunos de los requisitos mínimos que se requiere de los equipos para correr con esta características son: 4G de RAM y 1 G de espacio libre y CPU de 2 núcleos. El equipo de Microsoft ha compartido el paso a paso para habilitar esta característica, en el siguiente enlace.


Windows contará con una solución para ejecutar programas sospechosos de manera segura
To Top
Recupera los datos perdidos de tu Mac
A %d blogueros les gusta esto: