Actualización

Silikn promueve la creación de valor ambiental a través del reuso de computadoras

Ciudad de México a 9 de septiembre, 2018. — Silikn dio a conocer la forma en la que está promoviendo en la actualidad la creación de valor ambiental, a través del reuso de computadoras. Lo anterior se debe al alarmante incremento de la basura electrónica en México y en el mundo.

 

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) la basura electrónica ha ido en aumento debido a que como sociedad cada vez hacemos más uso de las tecnologías; consumimos más y por lo tanto desechamos más. Los datos del INECC señalan, por ejemplo, que en 2014 se generaron 358 mil toneladas de residuos electrónicos, cifra que se triplicó alcanzando las 998 mil toneladas en 2016.

 

En América, México es el tercer mayor generador de residuos electrónicos y uno de los principales elementos que agravan esta problemática es que del total de basura electrónica, solamente el 10 por ciento se recicla de manera adecuada; el 40 por ciento permanece almacenado o guardado en bodegas, hogares, escuelas y oficinas y el resto termina en basureros, rellenos sanitarios, recicladores sin licencia o tiraderos informales, lo cual indica una falta de cultura  de reciclaje o reuso de electrónicos.

 

En el mundo, la generación global de residuos electrónicos creció 8 por ciento entre 2014 y 2016. En 2016 se produjeron 44.7 millones de toneladas de este tipo de basura, 3.3 millones más que en 2014. Los expertos prevén un alza del 17 por ciento para 2021, año en el que se estiman se generarán  52.2 millones de toneladas. De acuerdo con el estudio “Monitor global de la basura electrónica 2017” (http://ewastemonitor.info/) publicado por la ONU.

 

Daños al medio ambiente y a la salud

 

Pero ¿por qué son peligrosos los residuos electrónicos? Porque contienen materiales tóxicos tanto para los seres vivos, como para el medio ambiente en general. Al abandonarse, los residuos electrónicos se deterioran y en caso de que entren en contacto con el agua, la luz, el polvo, el calor o la humedad se oxidan y liberan líquidos que penetran el suelo hasta los mantos acuíferos, donde se acumulan y tras dañar la tierra, también contaminan el agua.

 

Si la basura electrónica entra en contacto con el fuego emite vapores altamente perjudiciales para el sistema respiratorio. De igual forma, los metales pesados son elementos de alta peligrosidad, entre los que se encuentran el arsénico de las placas o tarjetas, el platino contenido en algunas carcasas, el cromo que está en las pantallas o el mercurio de las baterías, los cuales provocan padecimientos que van desde fiebre, vómito y diarrea, hasta daños neurológicos, cardiovasculares, hepáticos, renales y oncológicos, entre otros.

Consumo de electrónicos en aumento

 

En promedio, cada mexicano desecha más de 10 kilogramos de dispositivos electrónicos al año. En México, lo anterior representa la generación de 1,241 millones de toneladas anuales y el consumo per cápita se ubica en 10 kilogramos al año. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) este crecimiento se da debido a la incorporación de cada vez más personas a la economía digital.

 

“La competencia en el mercado de la tecnología y telecomunicaciones ha abaratado el precio de los equipos, es por ello que los fabricantes han aumentado la oferta de dispositivos y las facilidades en planes crediticios para adquirirlos. En la actualidad más personas pueden permitirse comprar un nuevo equipo, el cual eventualmente será desechado. La cantidad de basura electrónica también se eleva por las tendencias de poseer varios dispositivos y de reemplazarlos en el corto tiempo, aún cuando todavía funcionan”, señaló Víctor Ruiz, fundador de Silikn.

 

Los modelos comerciales de los fabricantes provocan que los usuarios cambien más rápido de equipos. Es un tema que tiene que ver con la obsolescencia programada, pues en muchos casos las empresas los diseñan para que tengan un tiempo de vida corto y el usuario deba adquirir un dispositivo nuevo.

 

Promoviendo el reuso de las computadoras

 

Uno de los principales enfoques de Silikn es recolectar computadoras de escritorio y laptops a las cuales se les aplican pruebas para instalarles sistemas operativos basados en Linux, todo ello con la finalidad de darles más vida útil y que puedan ser utilizadas por personas que no tienen acceso a este tipo de herramientas.

 

Hay varias formas en que Silikn puede darle nueva vida a la tecnología. El personal técnico limpia, revisa, prueba, reacondiciona y hace las instalaciones de sistemas operativos tales como Ubuntu, Endless OS o Linux Mint, entre otros, para dejar los equipos completamente funcionales. De igual forma, se encarga de la destrucción segura de datos personales e información.

 

El destino de estos nuevos equipos es el siguiente: 85% se vende a la comunidad (escuelas, padres de familia, cibercafés, pequeños empresarios, entre otros) a precios asequibles y el 15% se dona a organizaciones civiles o instituciones educativas de escasos recursos.

 

Para más información visite: https://www.silikn.com/ o entre en contacto a través del correo electrónico silikn@gmail.com

Silikn promueve la creación de valor ambiental a través del reuso de computadoras
To Top
Recupera los datos perdidos de tu Mac
A %d blogueros les gusta esto: