Entretenimiento

Revision: Hungry Shark World para Xbox One

Fue en 2012 cuando Ubisoft presentó un juego casual para dispositivos móviles llamado Hungry Shark Evolution, y posteriormente, en mayo de 2016 lanzó una segunda entrega, bajo el nombre de Hungry Shark World.

Ahora en Julio de 2018 este último videojuego realiza el salto a hacia las consolas de nueva generación como son el PlayStation 4, la Xbox One y el Nintendo Switch.

Tuvimos la oportunidad de realizar un revisión de este juego, y he aquí nuestros comentarios:

Al ser Hungry Shark World originalmente proyectado para smartphones ofrece una dinamica realmente simple e intuitiva. Nuestro papel es controlar un tiburón que escogemos entre los muchos disponibles, y que además podemos ir personalizando. El objetivo es alimentar al tiburón y con ello ganar puntos. Una vez iniciada la aventura puedes empezar una cadena de bonificación comiendo rápidamente peces u otras criaturas, ¡incluidos los humanos!.

De esta manera debemos ir devorando todo lo que nuestro tiburón pueda, pero siempre monitoreando nuestra barra de salud. Dependiendo del tamaño del tiburón podremos devorar unas especies de animales u otras. Cuanto más rápido los mates, mayor será tu puntuación. Es decir, no hay mucho que pensar, pero esto no significa que no necesites trabajar duro para progresar. Es importante aclarar que no hay un objetivo principal para cada nivel y en su lugar, se presenta diversos metas que cada tiburón debe realizar para completar los niveles.

Entre los premios se obtiene puntos de experiencia, monedas de oro y el poder desbloquear nuevas especies de tiburones, esto último es uno de sus atractivos, ya que cada especie ofrece un control diferente, por otro lado, para quien no esta acostumbrado a este estilo de juegos, tendrá que invertir bastante tiempo en buscar un número determinado de elementos o matar a diferentes especies para completar las tareas especificas, y debe tener en cuenta que es en un ciclo que se repite con cada nueva especie que logremos incrementar en nuestra colección.

Cada partida termina cuando la barra de salud de nuestro tiburón llega a cero. Para quien le gusta la variedad, adorará el sistema de personalización, ya que es posible adquirir artículos con monedas de oro, además de distintos elementos para mejorar a nuestro tiburón. Estos elementos se dividen en tres tipos: Vestimentas, que además de cambiar el “look” de nuestro tiburón, también le otorgan diferentes atributos, como un mayor porcentaje de salud o de daño al morder a los enemigos; Mascotas, pequeñas crías de tiburón (y de otros animales) que nos acompañarán en cada partida ayudándonos a mantener nuestros multiplicadores además de cumplir determinadas funciones, como explotar las minas a nuestro alrededor o permitirnos morder a los tiburones Fantasma; y Gadgets, distintos utensilios que harán de nuestro tiburón un depredador más completo.

Visualmente, el estilo de arte es bastante bonito, pero debemos recordar que es una adaptación de un juego pensado para móviles, por lo que no esperes que tu Xbox One te ofrezca detalles hiperrealistas en esta ocasión.

En conclusión, nos encontramos con un juego fiel a las bases del genero y que ofrecerá un buen rato de diversión y datos curiosos de los diferentes tipos de escualos.

Revision: Hungry Shark World para Xbox One
To Top
Recupera los datos perdidos de tu Mac
A %d blogueros les gusta esto: